martes, 8 de mayo de 2018

HOMENAJE A NOELIA CONTRERAS

Le debía un homenaje a Noelia. Cerró Con A de Arte hace varios meses y el cuerpo me pedía dedicarle unas palabras.

Noelia nos deja... solo un poco. Cierra una larga etapa, en la que nos hemos acostumbrado al trabajo bien hecho, al trato exquisito, a la rapidez en los envíos y a la dulzura de sus caramelos. En la que nos hemos habituado a la inmediatez, al 'lo quiero y lo tengo'.

Nos deja un poco huérfanos, algo perdidos, nos pone en la boca la pregunta ¿y ahora qué hago?

Ante este estado de incertidumbre, podemos cometer la torpeza de pensar que Noelia nos deja. Nada más lejos de la realidad. Sólo abandona una parte de ella, la que hace demasiado tiempo dejó de llenarle. La que le traía más quebraderos de cabeza que satisfacciones. Aquella que se había convertido en un lastre.

Ella volverá, de hecho nunca se fue. Y lo hará retomando el espíritu que nunca nadie deberemos perder, aquel de hace tantos años que a veces ni recordamos. Aquel que nos pega a la mesa de trabajo y nos hace pasar horas delante de un montón de colores y formas.

Y tiene razón, hay un momento para cada cosa y cosas que terminan. Saber cerrar a tiempo es síntoma de inteligencia y, en este caso (como en otros muchos), Noelia lo está demostrando.

Cuando presentó su ultimo proyecto para Polimeralia, vi su Equilibrista Excéntrico como una alegoría de su estado actual, de su necesidad de no verse nunca más en equilibrio. Luchando por permanecer, por no caer.

Quise hacerle un homenaje, torpe, simple, pero que sale desde muy dentro. Me he apropiado de su formas para presentaros este pequeño regalo. Espero que os guste:











Compañera, nos vemos, como siempre en otras partes del viaje. Ya sabes, vamos lejos y lo haremos juntas, despacio y disfrutando del camino.

No hay comentarios: