martes, 2 de noviembre de 2010

INTERVALO MONOTONAL O ARMONÍA MONOCROMÁTICA

La armonía monocromática está basada en el uso de un solo color y sus diferentes tonos.

Si trasladamos esta información al círculo cromático estaríamos desplazándonos por una única línea que forma un ángulo de 0º con el color elegido.

Con la adicción de blanco, negro y gris variaremos la saturación, luminosidad y valor respectivamente.

Se trata de una armonía muy sencilla de utilizar, es sobria y elegante, y tiene un efecto unificador y armonioso.

Se considera armónica por definición, resultando a veces “excesivamente armónica” y pudiendo resultar monótona y aburrida.

Para evitar este efecto se le pueden añadir pequeñas pinceladas de su color complementario, lo que avivará el esquema cromático.