sábado, 17 de noviembre de 2012

VIAJE A ÍTACA - K. KAVÁFIS


Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca
debes rogar que el viaje sea largo,
lleno de peripecias, lleno de experiencias.
No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,
ni la cólera del airado Poseidón.
Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta
si tu pensamiento es elevado, si una exquisita
emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.
Los lestrigones y los cíclopes
y el feroz Poseidón no podrán encontrarte
si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,
si tu alma no los conjura ante ti.

Debes rogar que el viaje sea largo,
que sean muchos los días de verano;
que te vean arribar con gozo, alegremente,
a puertos que tú antes ignorabas.
Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,
y comprar unas bellas mercancías:
madreperlas, coral, ébano, y ámbar,
y perfumes placenteros de mil clases.
Acude a muchas ciudades del Egipto
para aprender, y aprender de quienes saben.

Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:
llegar allí, he aquí tu destino.
Mas no hagas con prisas tu camino;
mejor será que dure muchos años,
y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,
rico de cuanto habrás ganado en el camino.

No has de esperar que Ítaca te enriquezca:
Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.
Sin ella, jamás habrías partido;
mas no tiene otra cosa que ofrecerte.

Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.
Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,
sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas.

4 comentarios:

Miguel Carroza dijo...

Hola!! No me creo que nadie te haya hecho un comentario de este texto, no se puede leer sin plantearte lo que estás haciendo y cómo estas viviendo tu vida, centrado en la meta o disfrutando el camino. Qué dificil disfrutar de un camino sembrado de espinas, actualmente, pero si nos alejamos un poco de las espinas vemos la rosa de la que forman parte (vaya chapa de comentario te dejo!!!! ya no estoy acostumbrado a trasnochar y las neuronas a ciertas horas son sólo sombras de neuronas.) Un abrazo!!

Ana Belchí dijo...

Hola Miguel, sí que me resulta extraño que nadie más haya hecho comentario, porque cómo bien dices este poema representa la vida en si misma.

Gracias por comentar y tranquilo que tus neurona hacen buena sinapsis aún trasnochando

Besos
Ana

Olga dijo...

Hola! Quizás aún no le ha dado tiempo a leerlo a mucha gente, verás cuando lo lean!A mi, personalmente, me parece un texto penetrante y reflexivo; de ahí el obligado repaso de la vida caminda hasta ahora por cada uno. Los tropiezos y espinas varias, son la motivación que nos ayuda a mejorar y quizás, a cambiar algunas cosas que nos impiden ser Felices. Muy recomendable! Un abrazo.

Desiree Martín dijo...

Este texto esta escrito en la cafetería de mi chico...así que por fortuna lo veo a diario en la pared...mientras pongo cafés...muy bueno.si señor