miércoles, 28 de marzo de 2012


1 litro de agua
1 rama de canela
3 clavos
3 gramos de pimienta de Jamaica.
3 cardamomos machacados
1 cucharada de hojas de té negro
1 liter of water
1 cinnamon stick
3 cloves
3 grams of allspice
3 crushed cardamoms
1 tablespoon black tea leaves
Se calientan a fuego lento el agua y las especias durante 5 minutos; a continuación se llevan a ebullición y se echan sobre el té en una tetera. Se dejan en infusión durante cinco minutos.
Simmer water and spices for 5 minutes, boil and pour over the tea in a teapot. Infuse it for five minutes.

Del libro Tes y tisanas. Jill Norman.
From the book: Teas and tisanes. Jill Norman.

martes, 27 de marzo de 2012


Casi todo está preparado: las herramientas, el material didáctico y sobre todo las ganas de ir.

Everything is almost ready: the tools, teaching materials and, of course, the desire of going.

Y es que para mí, volver a los Países Bajos es un acontecimiento excepcional. Esta vez será en Houten, muy cerca de Utrecht (ciudad natal del arquitecto y diseñador Gerrit Rietveld) y de la mano de la Asociación Holandesa de Arcilla Polimérica.

And for me, back to the Netherlands is an exceptional event. This case will be in Houten, near Utrecht (birthplace of the architect and designer Gerrit Rietveld) and by the hand of the Dutch Polymer Art Guild.

Estaré acompañada de tres estupendas artistas a las que aún no tengo el placer de conocer en persona pero de las cuales admiro su trabajo:

I will be accompanied by three great artists that I haven’t the pleasure of meeting in person yet but of which I admire his work:

-          Daniela D’Uva (Alkhymeia)
-          Joyce Van Loon
-          Linda Ezerman

Allí volveré a trabajar algunos conceptos de armonía cromática, de diseño, creación de volúmenes huecos y mi técnica ‘Mokume deconstruido’.

I’ll work some concepts of color harmony, design, creation of hollow volumes and my technique 'Deconstructed Mokume Gane’.

Ya os contaré cómo ha ido.

I'll tell you how it went.

lunes, 26 de marzo de 2012


He asistido a varios eventos y cursos en los últimos años y sin duda este ha sido el mejor organizado de todos. Y eso se lo debemos a Debbie Carlton y Rebecca Thickbroom.

I attended several events and workshops in recent years and certainly this was the best organized of all. And that’s thanks to Debbie Carlton and Rebecca Thickbroom.

Imaginad un evento en el que cada alumna tenga una mesa de trabajo de 1,50x0,70 m. Dos televisiones de plasma enormes y un retroproyector para poder seguir las clases sin perder un solo detalle. Imaginad que hay una sala dedicada exclusivamente a los hornos, con zonas para dejar el trabajo que hay que hornear, otras para recoger lo cocido.

Imagine an event where every student has a desk of 1.50 x0, 70 m; two huge plasma TVs and a projector, so you can follow all the workshops without losing a single detail. Imagine that there is a room dedicated exclusively to the ovens, with areas to leave the work to be baking, others to collect the cooked.

Pensad que si os falta material podéis acercaros a la tienda (que está en otra sala) para comprar los que os falta.

Think of that if you need some materials you can go to the store (which is in another room) to buy what you need.

Imaginad que cada mañana os informan de todas las actividades que vais a realizar a lo largo del día. Que cuando os queréis tomar un cafetito sólo os tenéis que acercar al bar y allí está. O que os apetece un típico te inglés con pastas a las cinco de la tarde. O que después de la cena queréis seguir trabajando…

Imagine that every morning Debbie and Rebecca report all activities that you are going to perform throughout the day; that when you want to take a cup of coffee you just have to approach the bar and there it is. Or that you like to take a typical English tea and cakes, at five in the afternoon you can do it. Or that after dinner you want to continue working…

Y todo esto con estas vistas cada mañana.

And all this with these views every morning.

Ha sido un fin de semana fantástico y no sólo por la impecable organización. El placer de poder coincidir con amigas que hace tiempo que no ves. Esas estupendas conversaciones con Christine, Eva y Wolfi.

This has been a fantastic weekend and not only for the impeccable organization. The pleasure to meet some friends you haven’t seen for a long time; these great conversations with Christine, Eva and Wolfi.

Conocer a personas a las que lees día a día en sus blogs, como Cara Jane y sorprenderte con algunas alumnas.

Meet people who you read every day on their blogs, as Cara Jane and be surprised by some of the students.

¿Y qué decir de las profesoras?, Eva es una estupenda profesora, meticulosa y detallista, consigue que no pienses que el ejercicio tiene más complicación de la que aparenta y disfrutes con él. Detrás de su dulzura hay toda una profesional muy preparada.

What about the teachers? Eva is a great teacher, meticulous and detailed, she makes you not to think that the exercise is more complicated than it’s and gets that you enjoy with it. Behind the sweetness there are a highly trained professional.

Y la gran sorpresa con Melanie, aunque el viaje de vuelta no me dejó asistir a toda su clase, me encantó cómo a pesar de estar a miles de kilómetros de distancia ambas hemos llegado a trabajar de la misma manera. Esa es la magia de la arcilla polimérica.

And the big surprise with Melanie, although the return trip wouldn’t let me attend the whole workshop I loved how despite being thousands of miles away, we both work in the same way. That's the magic of polymer clay.

Las alumnas merecen una mención aparte, trabajadoras, dispuestas a aprender, a experimentar, a compartir…

The students deserve an special mention, hardworking, willing to learn, to experience, to share…

Lo dicho, si el año que viene Rebecca y Debbie organizan otra vez los PPP y podéis asistir no lo dudéis ni por un minuto, no os defraudará.

That said, if next year Rebecca and Debbie organized again and you can attend the PPP don’t hesitate it, you won’t get disappointed.

domingo, 18 de marzo de 2012


My heart aches, and a drowsy numbness pains
     My sense, as though of hemlock I had drunk,
Or emptied some dull opiate to the drains
    One minute past, and Lethe-wards had sunk:
'Tis not through envy of thy happy lot,
    But being too happy in thine happiness, -
        That thou, light-winged Dryad of the trees,
                In some melodious plot
    Of beechen green and shadows numberless,
        Singest of summer in full-throated ease.

O, for a draught of vintage! that hath been
    Cool'd a long age in the deep-delved earth,
Tasting of Flora and the country green,
    Dance, and Provençal song, and sunburnt mirth!
O for a beaker full of the warm South,
    Full of the true, the blushful Hippocrene,
       With beaded bubbles winking at the brim,
              And purple-stained mouth;
    That I might drink, and leave the world unseen,
        And with thee fade away into the forest dim:

Fade far away, dissolve, and quite forget
    What thou among the leaves hast never known,
The weariness, the fever, and the fret
    Here, where men sit and hear each other groan;
Where palsy shakes a few, sad, last gray hairs,
   Where youth grows pale, and spectre-thin, and dies;
      Where but to think is to be full of sorrow
              And leaden-eyed despairs,
   Where Beauty cannot keep her lustrous eyes,
      Or new Love pine at them beyond to-morrow.

Away! away! for I will fly to thee,
    Not charioted by Bacchus and his pards,
But on the viewless wings of Poesy,
    Though the dull brain perplexes and retards:
Already with thee! tender is the night,
    And haply the Queen-Moon is on her throne,
        Cluster'd around by all her starry Fays;
               But here there is no light,
    Save what from heaven is with the breezes blown
        Through verdurous glooms and winding mossy ways.

I cannot see what flowers are at my feet,
    Nor what soft incense hangs upon the boughs,
But, in embalmed darkness, guess each sweet
    Wherewith the seasonable month endows
The grass, the thicket, and the fruit-tree wild;
    White hawthorn, and the pastoral eglantine;
        Fast fading violets cover'd up in leaves;
               And mid-May's eldest child,
    The coming musk-rose, full of dewy wine,
        The murmurous haunt of flies on summer eves.

Darkling I listen; and, for many a time
    I have been half in love with easeful Death,
Call'd him soft names in many a mused rhyme,
    To take into the air my quiet breath;
Now more than ever seems it rich to die,
    To cease upon the midnight with no pain,
       While thou art pouring forth thy soul abroad
               In such an ecstasy!
     Still wouldst thou sing, and I have ears in vain -
         To thy high requiem become a sod.

Thou wast not born for death, immortal Bird!
    No hungry generations tread thee down;
The voice I hear this passing night was heard
     In ancient days by emperor and clown:
Perhaps the self-same song that found a path
    Through the sad heart of Ruth, when, sick for home,
        She stood in tears amid the alien corn;
                The same that oft-times hath
    Charm'd magic casements, opening on the foam
        Of perilous seas, in faery lands forlorn.

Forlorn! the very word is like a bell
    To toll me back from thee to my sole self!
Adieu! the fancy cannot cheat so well
    As she is fam'd to do, deceiving elf.
Adieu! adieu! thy plaintive anthem fades
    Past the near meadows, over the still stream,
        Up the hill-side; and now 'tis buried deep
                 In the next valley-glades:
    Was it a vision, or a waking dream?
        Fled is that music: - Do I wake or sleep?

Me duele el corazón y un pesado letargo
aflige a mis sentidos, tal si hubiera bebido
cicuta o apurado un opiato hace sólo
un instante y me hubiera sumido en el Leteo:
y esto no es porque tenga envidia de tu suerte,
sino porque feliz me siento con tu dicha
cuando, ligera dríade alada de los árboles,
en algún melodioso lugar de verdes hayas
e innumerables sombras
brota en el estío tu canto enajenado.

¡Oh, si un trago de vino largo tiempo enfriado
en las profundas cuevas de la tierra
que supiera a Flora y a la verde campiña,
canciones provenzales, sol, danza y regocijo;
oh, si una copa de caliente sur,
llena de la mismísima, ruborosa Hipocrene,
ensartadas burbujas titilando en los bordes,
purpúrea la boca: si pudiera beber
y abandonar el mundo inadvertido
y junto a ti perderme por el oscuro bosque!

Perderme a lo lejos, deshacerme, olvidar
que entre las hojas tú nunca has conocido
la inquietud, el cansancio y la fiebre
aquí, donde los hombres tan sólo se lamentan
y tiemblan de parálisis postreras, tristes canas,
donde crecen los jóvenes como espectros y mueren,
donde aun el pensamiento se llena de tristeza
y de desesperanzas, donde ni la Belleza
puede salvaguardar sus luminosos ojos
por los que el nuevo amor perece sin mañana.

¡Lejos! ¡Muy lejos! He de volar hacia ti.
No me conducirán leopardos de Baco
sino unas invisibles y poéticas alas;
aunque torpe y confusa se retrase mi mente:
¡ya estoy contigo! Suave es la noche
y tal vez en su trono aparezca la luna
circundada de mágicas estrellas.
Pero aquí no hay luz, salvo la que acompaña
desde el cielo el soplo de la brisa cruzando
el oscuro verdor y veredas de musgo.

No puedo ver qué flores hay a mis pies
ni el blando incienso suspendido en las ramas,
pero en la embalsamada oscuridad presiento
cada uno de los dones con los que la estación
dota a la hierba, los árboles silvestres, la espesura:
pastoril eglantina y blanco espino,
violetas marcesibles recubiertas de hojas
y el primer nuevo brote de mediados de mayo,
la rosa del almizcle rociada de vino,
morada rumorosa de moscas en verano.

A oscuras escucho. Y en más de una ocasión
he amado el alivio que depara la muerte
invocándola con ternura en versos meditados
para que disipara en el aire mi aliento.
Ahora más que nunca morir parece dulce,
dejar de existir sin pena a medianoche
¡mientras se te derrama afuera el alma
en semejante éxtasis! Seguiría tu canto
y te habría escuchado yo en vano:
a tu requiem conviene un pedazo de tierra.

¡No conoces la muerte, Pájaro inmortal!
No te hollará caído generación hambrienta.
La voz que ahora escucho mientras pasa la noche
fue oída en otros tiempos por reyes y bufones;
tal vez fuera este mismo canto el que una senda
encontró en el triste corazón de Ruth, cuando
enferma de añoranza, se sumía en el llanto
rodeada de trigos extranjeros,
la misma que otras veces ha encantado mágicas
ventanas que se abren a peligrosos mares
en prodigiosas tierras ya olvidadas.

¡Olvidadas! El mismo tañer de esta palabra
me devuelve, ya lejos de ti, a mi soledad.
¡Adiós! La Fantasía no consigue engañarnos
tanto, duende falaz, como dice la fama.
¡Adiós! Tu lastimero himno se desvanece
al pasar por los prados vecinos, el tranquilo
arroyo y la colina; ahora es enterrado
en los calveros del cercano valle.
¿He soñado despierto o ha sido una visión?
Ha volado la música. ¿Estoy despierto o duermo?

John Keats

miércoles, 14 de marzo de 2012


Mi madre siempre me decía que de joven era como Ava Gardner. En realidad, más guapa que la propia Gardner. Y a mi me encantaba imaginármela como una actriz de cine, vestida con sedosas telas y suntuosos abrigos blancos. Con su pelo azabache peinado con tenacillas. Entrando cual actriz de Hollywood en el salón de baile del barco que la llevó a vivir a Argentina durante un año.

Me sentía fascinada cuando mi madre me contaba que ella y mi abuelo habían ganado un concurso de tangos en Buenos Aires.

…Y su vida, que fue muy dura, marcada por una guerra, por la enfermedad, por la pérdida… Pero hoy me es imposible pensar en lo triste.

Hoy me viene a la memoria el sabor de la sopa inglesa, receta que mi abuela trajo de Argentina y que sus hijas y algunos de sus nietos preparamos en las fiestas.

Recuerdo los domingos en los que mi hermano y yo, siendo unos niños, tomábamos el autobús que nos llevaba ‘al huerto’ para comer, como todas las veces que íbamos, paella y arroz con leche.

Sus visitas a la peluquería todos los viernes y cómo la veía dormir en el sillón con el cuello rígido, la cabeza suspendida en el aire para que nada la despeinara.

Y aquella naranja, enorme y brillante que un día cogí del árbol para comérmela y que mi abuela miraba todos los días esperando su punto óptimo de maduración.

Cuesta mucho pensar que ya no está.

Sit tibi terra levis, abuela.

jueves, 8 de marzo de 2012


Al azar agradezco tres dones: Haber nacido mujer, de clase humilde y en nación oprimida. Y la suerte de poder ser tres veces rebelde.
Maria Mercè Marçal

sábado, 3 de marzo de 2012


Después de los fantásticos cursos de Girona y Valencia, donde he tenido el placer de reencontrarme con buenas amigas y conocer a otras arcilleras, me puesto a trabajar con mi técnica del mokume deconstruido.

After great workshops in Girona and Valencia, where I had the pleasure met up with some old friends again and meet new clayers, I set to work with my technique of deconstructed mokume.

Además, soplete en mano, me he puesto a trabajar el latón.

In addition, torch in hand, I have started to work with brass.